rutas senderismo bicicleta de montaña noroeste madrid mountain bike mtb bici todoterreno btt mountain biking ciclismo montañismo

Macizo de Peñalara

  • Modalidad: Senderismo
  • Recorrido: Circular, con un trecho compartido al inicio y fin.
  • Dificultad técnica: Media (con buenas condiciones meteorológicas)
  • Dificultad física: Difícil
  • Distancia total estimada: 18 kilómetros
  • Altitud de partida: 1830 m. (Puerto de los Cotos)
  • Altitud mínima: La del punto de partida
  • Altitud máxima: 2428 m. (Cumbre de Peñalara)
  • Desnivel acumulado: +/- 700 metros
  • Tiempo: 6 horas
  • VER ADVERTENCIA AL FINAL
Peñalara es el techo de la Comunidad de Madrid y la cumbre más alta de la Sierra de Guadarrama. Junto con las cimas de las Dos Hermanas y los riscos de los Claveles y los Pájaros, forma un macizo principal perfectamente definido que esta ruta recorre en su totalidad, aunque se sigue llamando Macizo de Peñalara a la continuación de este cordal sobre el Valle del Lozoya. Estas elevaciones montañosas son el resultado de una orogénesis mecánica -choque de placas tectónicas- y su forma actual deriva, principalmente, del glaciarismo, reflejado en sus circos, morrenas y lagunas, los cuales también se recorren en el itinerario propuesto.

El punto de partida es el Puerto de los Cotos, también llamado Puerto del Paular. Desde el mismo, se toma el camino obvio que comienza a ascender hacia el Norte, junto a las edificaciones que dan servicio a la administración del Parque Natural. Poco más arriba, tras apenas diez minutos caminando, se alcanza el Mirador de la Gitana. El camino hace entonces una curva a la izquierda y se llega a un cobertizo, al lado del cual, hacia nuestra derecha, parte una senda por la que debemos continuar la ascensión y que se dirige a la Laguna Grande. Tras una breve subida, el sendero discurre por la ladera, prácticamente en llano, a través de una zona muy cómoda, inicialmente resguardada entre el pinar. Así llegaremos a la vaguada de desagüe del Circo de Peñalara, formada por el Arroyo de la Laguna Grande. Sin embargo, aún no penetraremos en el circo glaciar. En lugar de ir hacia la laguna, tomamos el sendero que sigue subiendo hacia el Norte tras cruzar el arroyo, y que se dirige a la Laguna de los Pájaros. Tras salvar una cuesta bastante empinada, podremos mirar atrás para echar un primer vistazo al circo y a la laguna principal.

Laguna Grande y parte del Circo de Peñalara
A esta altitud observamos cómo ha terminado el dominio del pino silvestre, dando paso al matorral de montaña y a alguna zona de pradera, como la que veremos en los Llanos de Peñalara, donde se encuentra un conjunto de pequeñas charcas conocidas como Cinco Lagunas, lugar al que llegamos tras una corta bajada. Después pasaremos junto a la Laguna de los Claveles, aunque no la veremos desde aquí, ya que se sitúa en un nivel superior al sendero por el que transitamos. Continuamos andando hacia el Norte, por el mismo camino, que ahora vuelve a ascender, aunque con un desnivel moderado. Así llegaremos a la Laguna de los Pájaros, situada al pie del risco de igual nombre. Desde aquí divisamos el Valle del Lozoya, con Rascafría y el Embalse de Pinilla.

Laguna de los Pájaros
Poco después de sobrepasar la laguna, nuestra senda comienza a descender hacia el Puerto de los Neveros (Collado de Quebrantaherraduras). Hemos de abandonarla y, haciendo un fuerte giro a la izquierda, cambiar totalmente de rumbo y afrontar la dura ascensión del Risco de los Pájaros. Desde allí, hemos de seguir subiendo hacia el Risco de los Claveles.

Risco y Laguna de los Pájaros vistos desde la subida al Risco de los Claveles
El terreno se va complicando y, aunque en ningún momento llega a requerir complejas técnicas de escalada, si que será necesario ayudarse de las manos en algunos puntos. Ahora se puede continuar por la cresta, moviéndose sobre los bloques de granito, o bordear un poco más abajo por la cara segoviana, siguiendo los hitos que señalizan los pasos más fáciles. Desde aquí hay muy buenas vistas de San Ildefonso y Segovia.

En la cresta tenemos que andar con extrema precaución y ayudándonos de las manos en varias ocasiones, ya que hacia ambos lados hay una caída vertical. Desde el Risco de los Claveles veremos, ya muy cercana, la cumbre de Peñalara.

Cumbre de Peñalara vista desde el Risco de los Claveles
Una vez en la cima, merece la pena dedicar mucho tiempo a pasear por sus inmediaciones y disfrutar del espectáculo que se puede contemplar en todas direcciones. Aquí van un par de fotos que, como están hechas con un teléfono móvil, no reflejan, ni de lejos, la belleza de las panorámicas que ofrece la cumbre y sus alrededores.

San Ildefonso, Embalse del Pontón y la ciudad de Segovia.
En primer término, el Risco de los Claveles. Al fondo, el Valle del Lozoya.
Para descender, tomamos el camino perfectamente marcado que discurre cercano a la cresta y ligeramente metido en la ladera segoviana. Tan solo nos desviaremos de él un breve trecho para visitar la cumbre de la Hermana Mayor...

El alud está servido en las proximidades de Hermana Mayor. Se observa una gran grieta sobre la cornisa de nieve, que amenaza con desprenderse en breve.
... y, algo más abajo, la cima de la Hermana Menor, que se asoma sobre el Puerto de Cotos y los valles que nacen a ambos lados del mismo.

Vista desde Hermana Menor. De izquierda a derecha: Puerto de Navacerrada, Siete Picos, Cerro Ventoso, Cerro Minguete, Montón de Trigo y cumbres de la Mujer Muerta.
A partir de aquí, el camino desciende de una forma más pronunciada por la ladera de lo que fue la estación de esquí de Valcotos, desmantelada en 1999 debido a su poca rentabilidad económica y a su dañino impacto ambiental.

La senda baja zigzagueando y, desde una de sus curvas, parte un camino por el cual hemos de adentrarnos, cambiando nuevamente de rumbo, en dirección al Refugio Zabala. A la izquierda iremos viendo, sobre nuestras cabezas, las cumbres sobre las que acabamos de pasar, y a la derecha avistaremos, en las proximidades, la llamada Laguna Chica, junto con alguna otra charca si estamos en época húmeda, o su cuenca seca si nos encontramos en los meses estivales. Estas pequeñas lagunas y la morrena sobre la que se han formado, son vestigios de los fenómenos glaciares que dieron forma a este relieve. Al otro lado del valle vemos el final de la Cuerda Larga y la Sierra de la Morcuera.

Zona de la Laguna Chica y morrena del Circo de Peñalara
El Refugio Zabala se encuentra ubicado en un lugar privilegiado, bajo el peñasco de Hermana Mayor, sobre una elevación que domina todo el Circo de Peñañara, y con la Laguna Grande a sus pies. Es otro lugar donde merece la pena detenerse largo rato a pasear por sus proximidades y disfrutar de las vistas. A continuación pongo algunas fotografías tomadas en este sitio y después continúo con la descripción del recorrido.

Refugio Zabala
Parte superior del Circo de Peñalara y Laguna Grande
Hoya de la Laguna Grande desde lo alto de la pared del Zabala
Buscamos ahora los hitos que nos indicarán por dónde bajar, a través de un terreno pedregoso, a la orilla de la Laguna Grande. Desde la misma, descendemos ya por un camino muy trillado hasta la parte inferior de la Hoya, por donde desagua el Arroyo de la Laguna, en el borde de la morrena. Allí encontraremos la senda por la que realizamos la ascensión y que ahora tomaremos hacia nuestra derecha para regresar al Puerto de los Cotos.

Circo glaciar y camino trillado que conduce a la laguna
ADVERTENCIA:
Al Macizo de Peñalara acuden cada día multitud de visitantes de toda índole, ya que, en la zona, se pueden realizar desde excursiones muy fáciles, como la clásica visita a la Laguna Grande, hasta complicadas escaladas de paredes o ascensiones invernales de canales nevadas. A veces. el hecho de vernos rodeados de tanta gente, nos puede hacer olvidar que nos encontramos en una zona de alta montaña, en la que es posible que las condiciones meteorológicas varíen rápidamente, transformando una ruta sencilla en una peligrosa trampa.
Antes de hacer una excursión por estas montañas, se debe de consultar detenidamente la previsión meteorológica y tenerla muy en cuenta a la hora de planificar el recorrido. Jamás se debe realizar la cresta de los riscos de los Pájaros y los Claveles con viento fuerte, racheado o incluso moderado, ya que hay grave riesgo de caídas. En condiciones invernales hay que ser muy precavido con los resbalones en hielo sobre el terreno pedregoso, con las cubiertas de nieve que pueden esconder grandes oquedades o con los aludes provocados por los desprendimientos de cornisas nevadas.
Para la ruta propuesta se estima un tiempo máximo de 6 horas en condiciones favorables, pero el mismo se puede alargar notablemente en caso de tener que transitar sobre nieve blanda o sufriendo otros factores adversos.

Esta es la gráfica con el perfil del recorrido:

Y este es un recorte con cartografía de la zona:
Mapa de la ruta - Visor SigPac - http://sigpac.mapa.es/fega/visor/
Para finalizar, aquí van una serie de fotografías de la zona. Como ya he dicho anteriormente, ninguna imagen captada con un teléfono móvil por un fotógrafo nefasto puede hacer justicia a la belleza de este lugar pero, aún así, no me resisto a intentar ilustrar gráficamente las maravillas que ofrece este itinerario...

La pared del Zabala, con el refugio encima. Dos Hermanas en un nivel superior.
Incubadora de aludes entre Peñalara y las Dos Hermanas
Laguna Grande vista desde la cornisa de nieve
Parte de la cresta
Laguna de los Pájaros y Valle del Lozoya
Mar de nubes sobre Segovia
Cabezas de Hierro desde el Mirador de la Gitana