rutas senderismo bicicleta de montaña noroeste madrid mountain bike mtb bici todoterreno btt mountain biking ciclismo montañismo

Vuelta a la Sierra de Hoyo de Manzanares

  • Modalidad: Bicicleta
  • Recorrido: Circular
  • Dificultad técnica: Fácil, con algún corto tramo de mayor dificultad que se puede salvar andando.
  • Dificultad física: Difícil
  • Distancia total: 41 kilómetros
  • Altitud de partida: 1000 m. (Plaza Mayor de Hoyo de Manzanares)
  • Altitud mínima: 850 m. (Puente del Batán)
  • Altitud máxima: 1080 m. (Mirador de la Dehesa de Arriba en Moralzarzal)
  • Desnivel acumulado: +/- 700 m. (muchos cambios de nivel durante toda la ruta, aunque no demasiado acusados)
  • Tiempo: 3 horas y 45 minutos
Este recorrido rodea completamente la Sierra de Hoyo de Manzanares y discurre, en su mayor parte, por las mismas faldas de sus montañas. Partiendo de la localidad de Hoyo de Manzanares, pasaremos por las cercanías de La Berzosa, Collado Villalba, Moralzarzal y proximidades de Cerceda, entraremos en el término municipal de Colmenar Viejo y cerraremos la ruta en el punto de partida.

Arrancamos junto a la Plaza Mayor del pueblo y nos dirigimos hacia el oeste por la Avda. de la Paloma. Al llegar a una bifurcación seguimos por la calle de la derecha y al llegar posteriormente a una rotonda debemos continuar hacia el oeste, afrontando una dura rampa que es el inicio del Camino de Villalba.

Plaza Mayor de Hoyo de Manzanares
Tras superar la rampa, cuando llevamos recorrido 1'25 Km., dejamos las calles del pueblo junto a un depósito de agua y tomamos la vía pecuaria que parte de frente.

En el Km. 2'15 alcanzaremos un cruce de caminos. Giramos hacia la derecha y cogemos el que sube desde La Berzosa hacia Los Picazos, pero apenas un centenar de metros más arriba debemos abandonarlo y comenzar a descender por la senda que parte hacia nuestra izquierda. Desde esta zona ya podemos ver, en la lejanía, las cumbres occidentales de la Sierra de Guadarrama y, si el día es claro, se podrá reconocer perfectamente San Lorenzo de El Escorial.

Esta senda se encuentra en mal estado, con un suelo muy pedregoso, por lo que hay que tener precaución para evitar caídas. Doscientos metros más abajo llegaremos a una bifurcación y continuaremos por el camino de la derecha, que ya está en buen estado y es llano. Poco más adelante encontraremos una barrera metálica, tras la cual el camino se hace más ancho y enseguida comienza a descender, alejándose, ladera abajo, de la línea de cumbres.

En las inmediaciones del Km. 4'0 de nuestro recorrido, hay que estar muy atentos porque, en una curva hacia la izquierda, hay que abandonar el camino y tomar un sendero estrecho que parte hacia la derecha, en dirección norte, y que, tras un breve tramo de bajada, comienza a subir, acercándonos nuevamente a la línea de cumbres.

Después de subir poco más de quinientos metros de distancia, llegaremos a una encrucijada de senderos. Giramos a la izquierda y vemos, inmediatamente, una caseta de piedra que pertenece a la red de canalización de agua potable. Continuamos y bajamos por cualquiera de los senderos que se abren poco más allá. Todos ellos convergen al fondo de una pequeña vaguada formada por el Arroyo de Peñaliendre. Tras superarla, el sendero sigue hasta cruzar otro arroyo, el de Peña Herrera. Si aparcamos la bici y caminamos unos metros aguas arriba, veremos la pequeña Cascada del Covacho y unos pozos formados por el agua en la roca. Eso en el caso de que haya agua, ya que se trata de un arroyo estacional que sufre un fuerte estiaje y se seca completamente durante varios meses, aunque resurge rápidamente en cuanto aparecen las lluvias.

Descansadero en el lugar de la Cascada (seca) del Covacho
Nota:
Para ver fotografías de la cascada con agua, ir a la ruta de la Silla del Diablo. Hacer clic aquí.

Para seguir con nuestra ruta hay que subir, al otro lado del cauce del arroyo, por una rampa de granito. Será necesario apearse de la bici para poder superarla. Es el Km. 5'0 del recorrido. Después, tras otro puñado de metros de ascensión, el camino se hace más asequible, se ensancha y discurre por terreno llano. Es buen momento para detenerse a observar con mayor detalle las características de esta sierra, con su terreno quebrado, dominado por las rocas de granito, en el que predomina una vegetación formada principalmente por encinares, pinares y jarales.

Cerro Lechuza, un lugar típico de esta sierra.
En el Km. 6'0 nuestro camino desemboca en en el antiguo Camino de Torrelodones a Moralzarzal. En caso de que nos hubiésemos saltado el desvío descrito en el Km. 4'0, habríamos seguido bajando hasta cruzar el Arroyo de Peregrinos y habríamos subido por esta vía pecuaria para retomar la ruta en el punto actual.

Giramos a la derecha y subimos hacia el norte, en dirección a Cerro Mirete, que dejaremos a nuestra izquierda. En el Km. 7'0, junto a otra caseta de piedra de la red de canalización de agua -veremos varias en esta parte del recorrido- termina lo más duro de la subida, aunque aún habrá que salvar alguna rampa puntual, y se ve nuevamente la Sierra de Guadarrama Oeste.

Vista de El Escorial y de parte de la Sierra de Guadarrama desde el inicio del descenso hacia Collado Villalba
Menos de un kilómetro más adelante, junto a una bifurcación, finaliza definitivamente la subida. Se avista Moralzarzal y las cumbres principales de la Sierra de Guadarrama. Continuamos por el mismo camino -el de la izquierda- e iniciamos un pronunciado descenso que nos llevará a la urbanización Mirador de la Sierra, de Collado Villalba.

Poco después del Km. 9'0 se llega a las calles asfaltadas de la urbanización. Hay que continuar bajando por la C/ Camino de la Guija. Esta termina en una carretera que es la C/ Doctor José María Poveda, la cual hemos de tomar hacia la derecha para subir hasta la entrada principal de la urbanización Dominio de Fontenebro. Esta se encuentra en el Km. 11'0. Giramos a la izquierda y nos metemos en el Camino de Moral (Moralzarzal), que desciende hasta cruzar el Arroyo Arenas, también llamado de Fuenfría. A partir de ahí, se termina el asfalto y se transforma en vía pecuaria.

En el Km. 12'2 nuestro camino converge con un ramal paralelo a la Cañada Real Segoviana, en las proximidades de una pequeña charca estacional llamada Laguna del Gato, que no veremos a no ser que retrocedamos un centenar de metros. Seguimos en dirección a Moralzarzal...

El camino termina en una calle asfaltada de las afueras del pueblo. Es el Km. 14'0 del recorrido. Hay que girar a la derecha y tomar una nueva vía pecuaria que sube hacia el este. La ascensión es bastante dura en los primeros 700 metros, hasta llegar junto a un depósito de agua. Si echamos la vista atras tendremos una panorámica del pueblo y del cerro de Cabeza Mediana, también llamado Cerro del Telégrafo.

Moralzarzal y el cerro de Cabeza Mediana
Cerca del Km. 16'0 hay un mirador desde el que se tienen excelentes vistas de gran parte de la Sierra de Guadarrama. A partir del mismo se inicia un fortísimo descenso hacia el norte, en dirección a la localidad de Cerceda, aunque no habrá que llegar a ella.

Cerceda y La Pedriza
Este acusado descenso finaliza sobrepasado el Km. 17'0, donde el camino vierte en la Cañada Real Segoviana. Tomamos esta hacia nuestra derecha, para dirigirnos de nuevo hacia el este. Habremos invertido aproximadamente 1 hora y 45' en llegar a este punto.

En el Km. 18'3, junto a la Casa de los Chaparrales, hay varios caminos. Hemos de continuar en la misma dirección, al igual que cuando, más adelante, lleguemos a un cruce de vías pecuarias.

En el Km. 20'0, cruzaremos por un paso bajo la carretera M-607 (Cerceda - Colmenar Viejo). También es posible cruzar al mismo nivel, pero es más peligroso. La Cañada Real Segoviana comienza entonces a subir y algo más de un kilómetro después hay una encrucijada en la que hace un giro para dirigirse hacia el norte en dirección a Manzanares el Real. Nuestra ruta ignora ese giro y continúa de frente por el que aparenta ser el mismo camino por el que transitábamos. El terreno es ahora más llano.

Poco después de pasar junto a unos depósitos, en el Km. 23'3, encontramos una bifurcación. Hemos de seguir por el camino de la derecha. Inmediatamente veremos la Fuente de las Liebres, que da nombre al cordel por el que vamos ahora. Estamos en el punto más alejado de la Sierra de Hoyo de Manzanares. Hemos venido hasta aquí porque no es posible -o al menos yo no he encontrado cómo- cerrar la ruta por terreno más próximo, ya que en las faldas de la sierra hay varias grandes fincas que cierran caminos saltándose a la torera los derechos de servidumbre de paso y también hay una gran área que es terreno de uso militar por el que está prohibido circular.

La Sierra de Hoyo de Manzanares desde el punto más alejado de la ruta
Ahora la pista desciende hacia el cauce del río Manzanares, al que llegaremos nada más sobrepasar el Km. 28'0 de nuestro recorrido. Entre el viaducto de la M-607 y el puente del trazado viejo de la carretera, encontraremos otro puente, llamado Puente del Batán, al que se atribuye equivocadamente un origen romano, pero se trata de una obra que data de la Edad Media. Aguas arriba, no muy lejos, está la presa del Embalse de Santillana.

Puente medieval del Batán
Hemos de pasar bajo el viaducto de la carretera, pero sin cruzar al otro lado del río, y tomar la vía pecuaria que inicialmente se dirige hacia el sur. Se trata de la Cañada del Zahurdón o Cordel de Cantalojas, por el que regresaremos a la Sierra de Hoyo de Manzanares. Discurre todo este tramo por una zona de dehesas, donde el ganado pasta entre el encinar.

Dehesa
Vamos ahora por un terreno bastante "rompepiernas" con constantes subidas y bajadas, aunque no son muy acusadas. En el Km. 32'3 hay una bifurcación en la que hemos de continuar por el camino de la derecha, el que sube.

En el Km. 33'7 el camino se cruza con la carretera M-618 -Vía Parque-, la cual hemos de tomar hacia la derecha para dirigirnos a Hoyo de Manzanares. Es esta una carretera de montaña, que atraviesa el Parque Regional y en la que está limitada la velocidad de los vehículos. Sin embargo, pocos conductores respetan estos límites, por lo que hay que circular con precaución. Tras una larga subida se abandona el término municipal de Colmenar Viejo y se entra en el de Hoyo de Manzanares. Si miramos hacia el sur veremos el Monte del Pardo y la ciudad de Madrid.

Las 4 Torres de Madrid en el horizonte
Son 7 Km. los que se recorren por esta vía. Tras pasar junto a las instalaciones militares de la Academia de Ingenieros llegaremos al pueblo. Ya en la travesía de la localidad, hay que tomar cualquier calle a la derecha para subir a la Plaza Mayor y cerrar la ruta. Habremos tardado aproximadamente 3 horas y 45 minutos en completar 41 kilómetros de recorrido.

Esta es la gráfica con el perfil del recorrido:

Y este es un recorte de cartografía de la zona:

Mapa de la ruta. Visor IBERPIX. http://www.ign.es/iberpix2/visor/