rutas senderismo bicicleta de montaña noroeste madrid mountain bike mtb bici todoterreno btt mountain biking ciclismo montañismo

Cerro del Castillo

  • Modalidad: Bicicleta
  • Recorrido: Ida y vuelta con dos tramos circulares
  • Dificultad técnica: Difícil (en la última parte de la ascensión y en un tramo del descenso hay que apearse de la bici e ir andando)
  • Dificultad física: Media
  • Distancia total: 25 kilómetros
  • Altitud de partida: 880 m. (Puente del Herreño)
  • Altitud mínima: La del punto de partida
  • Altitud máxima: 1341 m. (Cerro del Castillo)
  • Desnivel acumulado: +/- 490 m. (ascensión + otras rampas durante el recorrido)
  • Tiempo: 2 horas y 15 minutos
El Cerro del Castillo, junto al Cerro de Jaralón, de menor altitud y situado más al oeste, forman una pequeña estribación de la Sierra de Guadarrama, que se levanta al sur de su cordal principal, en las proximidades de la localidad de Collado Mediano. Como se encuentra a menos de 10 kilómetros en línea recta de las grandes cumbres serranas, ofrece muy buenas vistas de las mismas. Y en la orientación opuesta regala excelentes panorámicas de toda la comarca.

Esta ruta comienza a las afueras de Collado Villalba, junto al Puente del Herreño, por el que la carretera M-510 cruza sobre el río Guadarrama. Este puente fue construido durante los últimos años del reinado de Carlos III, a finales del S. XVIII, y se trata de una estructura de bloques de granito, con tres arcos corvados de una anchura de 5 metros cada uno y tajamares adosados a las pilas centrales.

Puente del Herreño
Se puede aparcar al final de la calle Santa Emilia de Collado Villalba, en las proximidades del colegio de San Agustín. Desde aquí comenzamos a pedalear por la vía pecuaria que se dirige hacia el norte en paralelo a la carretera. A un kilómetro, tendremos que entrar en ella para hacer la rotonda, donde nos incorporamos a la carretera de Guadarrama N-VI, y cruzamos el puente sobre la autopista A-6. En la rotonda que hay al otro lado, hemos de salir hacia nuestra derecha y, pocos metros más adelante, junto a la entrada de la urbanización Los Berrocales, tomar la Cañada Real de Merinas que parte hacia la izquierda.

Hacia el Km. 3'7 de nuestro recorrido veremos que el camino de la Cañada Real no está muy bien definido. Se estrecha y serpentea entre las casas, pero hemos de seguir siempre por él en la misma dirección. De ese modo, en el Km. 4'2 de la ruta, desembocaremos en la carretera M-619, al lado de su punto kilométrico nº 4, en las afueras de Alpedrete. Debemos cruzar el asfalto e ir un puñado de metros hacia la izquierda, donde encontraremos dos caminos casi juntos que se dirigen al norte. El segundo es la continuación de la Cañada Real de Merinas, por la que hemos venido hasta aquí. Tomaremos el primero, llamado Camino de los Barrizales.

En el Km. 6'1, el trazado se va curvando hacia la izquierda. Veremos entonces, a la derecha, un nuevo camino. Se trata de la Vereda de Entretérminos y hemos de continuar por ella. Hay una puerta metálica que, aunque esté cerrada, dispone de un hueco lateral que permite el acceso.

Cerro del Castillo visto desde la Vereda de Entretérminos
A medio kilómetro encontraremos, a un lado de la vereda, las ruinas de una posada romana, que ha sido datada entre los siglos I y V. Este yacimiento recibe el nombre del paraje donde se encuentra -El Beneficio- y su historia se asocia a la calzada romana citada como Vía XXIV en el Itinerario Antonino, un documento originario de la antigua Roma en el que se dejó constancia de los trazados de las principales rutas imperiales. Esta vía comunicaba las ciudades de Augusta Emerita (Mérida) y Caesar Augusta (Zaragoza). Ya hemos hablado de ella en alguna de las rutas que discurren a través del Puerto de la Fuenfría, por donde atraviesa la Sierra de Guadarrama. En la descripción de su recorrido se cita el paso por una población, que estaría situada entre Titulcia y Segovia, llamada Miaccum, cuya ubicación es desconocida y sobre la que existen diversas teorías, una de las cuales situaría este asentamiento precisamente aquí.

Yacimiento de El Beneficio, donde se encuentra la "mansio" (posada) romana.
En el Km. 7'0 llegamos a la parte superior de la vereda y encontramos otra puerta metálica. Aunque esté cerrada, también dispone de un estrecho paso en un lateral. Aquí hay una zona recreativa y una edificación dedicada a centro de interpretación arqueológica.

NOTA: Puede darse el caso de que se restrinja el acceso a la Vereda de Entretérminos para regular las visitas al yacimiento arqueológico. Si estuviesen bloqueadas las puertas metálicas que dan acceso, la alternativa sería continuar por el Camino de los Barrizales hasta la primera encrucijada donde, haciendo un fuerte giro a la derecha, se toma otro camino que enlaza con esta ruta en las proximidades del centro de interpretación.

Continuamos hacia el pueblo y vemos que el camino finaliza en una rotonda. Hay que girar a la izquierda y subir directamente hacia el centro de la localidad. Al salir a la travesía de la M-623 se toma esta hacia la derecha. Nada más pasar junto a la Plaza Mayor, giramos a la izquierda y subimos por la C/ de la Ermita y su prolongación, tras un esquinazo, por la C/ de la Cobañera, que nos conduce al límite alto de la población.

Plaza Mayor de Collado Mediano
Estaremos en el Km. 9'0 de la ruta. Ahí se toma el camino que se dirige a lo alto del cerro y que comienza con una fuerte rampa. Pasaremos al lado y dejaremos atrás un depósito de agua y, más arriba, otro. Después, un poco por debajo del camino, veremos las rocas de La Cobañera, unas llamativas formaciones de grandes bloques de granito desde las que se tienen buenas vistas del pueblo.

La Cobañera, donde cerdos de toda índole han dejado su impronta.
Retomamos la ruta y seguimos subiendo. Enseguida llegamos a una zona donde, en un corto espacio, hay varios caminos y senderos que atajan entre los mismos. Hemos de ignorar los senderos, pasar de largo ante la primera de las pistas que se inicia a nuestra derecha y tomar, más arriba, la segunda, que sigue subiendo y rodeando el cerro por el oeste.

La ascensión es dura, pero toda la ladera está poblada de pinares que proporcionan sombra y la hacen más llevadera. En el Km. 10'2 de la ruta se alcanza un pequeño collado en el que la pista hace un fuerte giro a la derecha para adentrarse en la ladera sur. No debemos seguir por ella, sino ir de frente por el camino que continúa rodeando el cerro.

En el Km. 11'0, tras superar una zona de curvas y contracurvas, al final de las mismas, donde terminan las rampas más duras, hemos de tomar el sendero que parte a la derecha de la pista para dirigirnos a la cumbre. Hay que apearse de la bicicleta y subir andando, ya que se encuentra en mal estado y el desnivel es notable.

Alcanzaremos la cima en el Km. 11'5 de nuestra ruta. Poco antes de llegar a la misma, escondido entre las rocas, hay un mirador que se asoma sobre el pueblo y la llanura del sur.

Vista de Collado Mediano desde el mirador
Mirador del Cerro del Castillo
Iniciamos el regreso por el sendero que se dirige hacia el noreste siguiendo la cumbre. A partir del punto más alto es practicable en bicicleta durante un trecho de algo más de medio kilómetro. No es algo habitual pedalear al mismo tiempo que se disfruta de unas vistas tan espectaculares, por lo que la experiencia resulta muy agradable. Debemos ignorar un sendero que baja hacia la derecha y seguir de frente hasta que el nuestro comienza a bajar, con una fuerte pendiente no demasiado apta para bicicleta, hacia una caseta, ya en la ladera que da vista al embalse de Navacerrada.

Estas son algunas fotos tomadas desde la zona cimera y el inicio del descenso. Después continúo con la descripción del recorrido...

Sierra de Guadarrama: desde La Peñota hasta Siete Picos
Sierra de Guadarrama: desde el Alto de las Guarramillas (Bola del Mundo) hasta el Yelmo de La Pedriza
La Maliciosa se refleja en las aguas del Embalse de Navacerrada
Desde la caseta se desciende ya por una pista ancha que poco más abajo se incorpora al camino que viene circundando el cerro. Vamos hacia la derecha y en el Km. 12'6 llegamos a una bifurcación. Hemos de ir nuevamente a la derecha para seguir rodeando la montaña, ya que la otra pista baja directamente a las urbanizaciones construidas junto a la carretera de Navacerrada.

La Casa del Cerro del Castillo
Tras una corta subida hay otra bifurcación. Se puede ir por cualquiera de los dos caminos, ya que, más adelante, ambos discurrirán en paralelo por la ladera a diferente altitud. Si se opta por el superior, hay que subir un poco más antes de que comience a descender y llanear. En él se encuentra la Casa del Cerro del Castillo, cuyas señales indicativas habremos podido ver durante la subida. No tiene ningún interés. Es una simple casa forestal que fue construida por el desaparecido Instituto para la Conservación de la Naturaleza y que no tiene nada de particular. En esta ruta, sin embargo, iremos por el camino inferior, que comienza a bajar nada más superar la bifurcación referida.

En el Km. 13'5 se incorpora a una ancha pista forestal que desciende con una pendiente muy pronunciada. Para mayor seguridad es aconsejable apearse de la bici y bajar este tramo a pie. Esta pista vierte en un camino llano que tomaremos hacia la derecha y por el que realizaremos un agradable paseo hasta llegar a la zona de encrucijadas situada encima de La Cobañera y que ya conocemos pues hemos pasado por ella al subir. Estaremos en el Km. 14'9 de nuestro recorrido y desde aquí no hay más que deshacer el camino de la ida. Así pues, bajaremos al pueblo, lo atravesaremos y retornaremos a la zona donde se encuentra el centro de interpretación del yacimiento romano.

Para variar el regreso, en lugar de bajar hacia Alpedrete por la Vereda de Entretérminos y el Camino de los Barrizales, tomaremos la pista que, desde la encrucijada que se encuentra justo antes de entrar en el área recreativa del centro de interpretación, Km. 17'3 de esta ruta, se dirige inicialmente hacia el suroeste, en dirección al pueblo de Guadarrama.

Poco más de un kilómetro más adelante encontraremos una bifurcación. Hemos de tomar el camino de la izquierda. Después llegaremos a otra encrucijada y debemos seguir recto, pasando junto a las instalaciones de un centro canino, superadas las cuales, hay una curva a la derecha que no es necesario que sigamos, pues se puede continuar en línea recta y atravesar la pradera del Descansadero de Fuente Vallejo, ya que se trata del trazado de una vía pecuaria.

Descansadero de Fuente Vallejo. A la derecha del cartel se ve el Cerro del Castillo. Detrás del cartel asoma La Maliciosa.
Al otro lado del descansadero encontraremos la Cañada Real de Merinas, que tomamos hacia el sur para regresar al sitio donde se cruza la carretera M-619, junto a su punto kilométrico nº 4, en las afueras de Alpedrete.

Tramo de la Cañada Real de Merinas, con La Peñota al fondo.
A partir de aquí volvemos nuevamente a terreno ya conocido de la ida y solo hay que deshacer el camino. Regreso por la Cañada Real de Merinas en su tramo inferior, incorporación a la carretera de Guadarrama, cruce sobre la autopista A-6 y retorno por la vía pecuaria paralela a la M-510 hasta el Puente del Herreño.

Habremos invertido alrededor de 2 horas y cuarto en recorrer los 25 kilómetros de esta ruta.

Esta es la gráfica con el perfil del recorrido:


Y este es el recorte de cartografía de la zona:

Mapa de la ruta. Visor IBERPIX. http://www.ign.es/iberpix2/visor/