rutas senderismo bicicleta de montaña noroeste madrid mountain bike mtb bici todoterreno btt mountain biking ciclismo montañismo

Cueva Valiente

NOTA: Este artículo pertenece a la sección <<¡Tu turno!>>. Para ver rutas explicadas con detalle debes dirigirte al Índice de rutas (página principal).

Cueva Valiente, con una altitud de 1903msnm, es el punto culminante de la Sierra de Malagón, cadena montañosa que, partiendo del Collado del Hornillo, donde enlaza con el eje principal de la Sierra de Guadarrama, a la altura del Cerro de la Salamanca y Cabeza Líjar, se prolonga hacia el Oeste, hasta la Cuerda de los Polvisos, que la conecta con la Sierra de la Paramera, al Sur de la capital abulense.

Cima de Cueva Valiente
La ruta más directa, partiendo de territorio madrileño, y si se opta por la bicicleta, se inicia en el puerto de Guadarrama. Es muy cómoda hasta el collado del Hornillo, a través del de la Mina, por la pista forestal de Peguerinos. A partir del Hornillo, comienza la ascensión más dura, con fuertes rampas y terreno pedregoso, en el que hay que apearse de la bici. Si se opta por caminar, es aconsejable llevar el coche hasta el collado porque el itinerario completo es demasiado largo.

Esta montaña tiene dos grandes atractivos. Uno son las excelentes panorámicas que ofrece en todas direcciones, y entre las que destacan las de las principales cumbres guadarrameñas, la llanura castellana mirando hacia el Norte en tierras segovianas, los valles surorientales de la provincia de Ávila, a la que pertenece, y las cumbres de Gredos en lontananza. El otro es la gruta de la que proviene su nombre y que se encuentra en la cara Noroeste, no muy lejos de la cumbre.

Entrada de la cueva
Aunque la caverna se esconde entre el peñascal, no resulta difícil de localizar. Basta con seguir las siguientes indicaciones: desde la cumbre, descender en dirección a El Espinar, reconocible por ser la población más grande y porque, en sus proximidades, al otro lado de la autopista, se divisa el solitario Cerro del Caloco, primer otero de la llanura castellana. Bajo nosotros, a poco más de medio kilómetro en línea recta, se avista un claro dominado por el risco de El Peñoncillo. Hacia la mitad de ese trayecto, cuando llevemos descendidos unos 150 m. de desnivel (la cima está a una altitud de 1903 y la cueva a 1770) hay que abandonar el sendero e ir hacia la izquierda -rumbo Suroeste- por la ladera, siguiendo la base de un roquedal, en el que hallaremos la oquedad.

El Espinar y el Cerro del Caloco, separados por la autopista A6
Se desconoce si la cueva es natural o artificial y existe controversia sobre ello. Los defensores del origen artificial, que podría ser una antigua y rudimentaria explotación de caolinita, tienen a su favor que el terreno granítico, al contrario que el calizo, no es propicio para este tipo de formaciones. Además, en algunos puntos, especialmente en el hastial derecho, junto a la boca, el granito presenta cortes de líneas muy regulares. Sin embargo, en el sentido contrario, cabe destacar que en ningún punto se aprecian huellas que evidencien la utilización de herramientas de perforación, como picos o barrenos, así como que no hay, en el espacio situado inmediatamente bajo la abertura, ninguna elevación del terreno que sugiera la acumulación del escombro que se hubiese extraído. A ello se debe añadir que el fondo de la gruta, muy angosto y dividido por una columna, tiene todo el aspecto de no haber sido modificado en modo alguno por la acción humana.

Tramo inicial de la cueva
La descripción de la caverna es la siguiente: cuenta aproximadamente con 30 metros de profundidad. En la boca se acerca a los 3 metros de ancho por 3 de alto y se va estrechando progresivamente a medida que se avanza hacia el interior, hasta llegar a la angostura final, presentando un estrechamiento súbito más acusado en un tramo intermedio. La inclinación es nula al principio y, poco a poco, comienza a ser ligeramente ascendente. En la boca da la impresión de ser descendente, pero solo es producto de los materiales acumulados tras derrumbes evidentes.

Si se ha venido en bici, es mejor dejarla en las proximidades de la cumbre y regresar posteriormente a por ella, ya que en esta ladera es absolutamente inútil.

En la zona cimera se puede descansar en un refugio levantado al abrigo de las peñas. En algún saliente de las proximidades, también se pueden observar algunos puestos de vigilancia o de tiro, vestigios de la Guerra Civil.

Refugio
Antes de terminar, una última curiosidad... Para subir a esta montaña, desde el collado del Hornillo, habremos tenido que rodear una colina, al Sur de Cueva Valiente, cuya altitud es tan solo una treintena de metros inferior a la de esta. Aunque esta elevación tiene el honor de ser la primera de la Sierra de Malagón, dado que precede a Cueva Valiente, parece que jamás nadie le haya prestado atención, pues permanece innominada.

Para finalizar, añado un pequeño recorte cartográfico en el que señalo con un punto la localización de la gruta.

Zona donde está la cueva


o